Skip links

Defensa judicial Orientación Consejería CONTÁCTAME

¿En qué te puedo ayudar?

Divorcio de Común Acuerdo

Medidas de Protección de Niños

Despidos por Necesidad de la Empresa

Fuero Maternal

Pensión de Alimentos

Daños en Choque

Prescripción Derecho de Aseo Domiciliario

Despidos Injustificados

Vulneración Derechos

Cuidado Personal

Contrato de Arriendo

Sumario Administrativo

Auto-Despido

Regulación Directa y Regular

Cambio de Nombre y Apellido

Despido del Trabajo

Acoso Laboral y Sexual

Mi método

Todos los que han superado sus dificultades primero han deseado, pensado y planificado cómo hacerlo. Es importante que sigas las instrucciones descritas en estos tres pasos. En especial observa y sigue las instrucciones del segundo paso.

slide-2
Orientación

Comprender un problema legal exige conocimiento especializado y no tienes porqué poseerlo. En razón de esa necesidad, el primer paso es que cuentes con información que te dé el poder para ver más allá de los obstáculos.

slide-3
Consejería

Familiarizado con el problema. El segundo paso es seguir mis recomendaciones. Contar con los beneficios de la experiencia, la educación y la imaginación de un abogado, tiene muchas ventajas, entre ellas, la oportunidad de resolver tu problema.

slide-4
Defensa

Sin duda habrás oido hablar del epigrama: "no es el abogado que más sabe de leyes el que gana el juicio, sino el que mejor lo prepare", pero pocos se dan cuenta del compromiso que encierra: trabajo en equipo. La calidad de mi servicio nunca será tan buena como trabajar juntos.

Sentido de Justicia

Abogado-Miguel-Letelier

Abg. Miguel Ángel Letelier Fuica

Por años me he dedicado a tratar de comprender porqué la mayoría de la gente siente que un conflicto es una cuestión de “ganadores o perdedores” y no muestra una actitud mental positiva para tratar de bajar los decibeles al desacuerdo. La respuesta la encontré en la forma cómo los abogados ofrecen sus servicios. Todo parte con la primera consulta.
Recuerdo que hace años tuve un problema legal. Consciente que debía asesorarme porque no sabía cómo abordarlo, estuve dispuesto a pagar por una respuesta experta. Sin embargo, me di cuenta que no cobraban la consulta, me llamó la atención porque nadie trabaja a cambio de nada. El “consejo gratis” que recibí tuvo el mismo valor que lo que me costo: nada.
Seguir leyendo...

Testimonios

Mis clientes no evalúan mi trabajo según las horas que pagan por la consulta. Lo analizan desde la perspectiva de la calidad de servicio útil que reciben.

¡HABLEMOS!